Ghassoul, arcilla depurativa

12,00 €
Impuestos incluidos

El ghassoul también llamado rhassoul o rasoul es una arcilla mineral marroquí que se ha utilizado durante siglos en Marruecos y en zonas de Oriente Medio como cosmético natural tanto para el cuidado de la piel como del cabello.

Cantidad

Pagos 100% seguros

El ghassoul se extrae de una mina del valle de Moulouya, situada en el Atlas marroquí, cerca de la ciudad de Fez.

¿DE DÓNDE PROVIENE LA PALABRA GHASSOUL?

La palabra ghassoul proviene de la palabra árabe “ghassal” que significa lavar, por ello es conocida como "tierra que lava".

Su principal aplicación es en la piel del rostro y el cuerpo pero también es muy interesante para cuidar el cuero cabelludo y purificar el cabello.

PROPIEDADES

Sin duda su característica principal es su alto poder absorbente -muy superior al de otras arcillas- y su efecto purificante por lo que es muy valorado en los baños árabes o hammam, spas, centros de relajación y centros de belleza. Esta es la razón por la que lo hemos incorporado en nuestra línea vegana de ciudados de la piel.

COMPOSICIÓN

El ghassoul es una arcilla muy rica en minerales entre los que encontramos: sílice, hierro, calcio, potasio, sodio, óxido de magnesio, oligoelementos y pro-vitaminas.

Detalle de productos

15 Artículos

¡Gastos de envío gratuitos a partir de 50€ en Península (España)!

¡Úsalo como champú!

Mezcla la cantidad que necesites de ghassoul con miel o unas gotitas de tu aceite esencial preferido o de cuyas propiedades te quieras beneficiar y forma una pasta con todos los ingredientes.

A continuación, utilíza la pasta final como champú o como mascarilla

EL resultado será un pelo radiante, lleno de vida y purificado.

¡Úsalo para atenuar arrugas!

En un bol de cristal o madera añade una cucharada de ghassoul.

A continuación, prepara una infusión de hierbas -manzanilla, caléndula para pieles sensibles o romero, tomillo y bardana para pieles .

Acto seguido enriquece la mezcla con unas gotas de tu aceite vegetal preferido. Para el rostro, según tus necesidades, te recomendamos los aceites de jojoba, rosa mosqueta o argán al ser altamente nutritivos.

Mezcla bien todos los ingredientes, deja reposar la mascarilla facial y, por último, aplícala en el rostro para atenuar tus marcas de expresión e iluminar tu piel.

¡Úsalo como exfoliante corporal!

Mezcla la cantidad que necesites de ghassoul con una infusión de plantas y agua de azahar o de rosas y forma una pasta con todos los ingredientes.

A continuación, aplica la mezcla sobre la piel seca en la ducha o en la bañera, a través de movimientos circulares. Deja actuar algunos minutos que puedes aprovechar para colocarte una mascarilla facial y capilar.

Transcurridos unos 20 minutos, aclara con agua tibia y verás cómo tu piel luce más hidratada y está mejor preparada para absorber los siguientes tratamientos.